Con el antiperonismo no se negocia

Por Joaquín Nabais.

Un ex-intendente que maneja un renault 12. Jose Antonio “Pepe” Aloisi abre la puerta blanca y maciza de su casa en la ciudad de Necochea, lleva un jean, un chomba azul y una zapatillas Nike Air Force de moda, con su más de 60 años, calvo pero con canas. El sol se empieza a descuartizar entre los edificios del centro urbano. Al caminar por la entrada rápidamente sobre la derecha hay un pequeño estudio donde mantenía reuniones, ahora dice que es el espacio de juego de sus nietos. El mandatario municipal con mandato cumplido señala una mesa para sentarse, en un humilde comedor, encima de la misma tazas de café color arena.

Pepe fue intendente del Distrito de Necochea durante el período 1991-1995, en pleno gobierno de Carlos Saúl Menem, y auge de la convertibilidad como política monetaria, que tardíamente se transformaría en el puntapié del modelo económico del menemismo.

 

-¿El peronismo buscará hoy una unidad en el terreno local?

 

-Hoy por hoy a juicio mío, si fuera hoy la elección se polarizaría entre un bloque que parecía que había leído bien la derrota hace 2 años atrás, amago a cambiar el rumbo y hoy está haciendo lo mismo cuando fue a la derrota.

 

-¿López hizo bien el diagnóstico de su derrota en 2017?

 

-Tardo en leer los resultados de la derrota, al principio lo interpretó, le cayó la ficha pero al poquito tiempo volvió al camino viejo, que es el que estamos transitando ahora, una gestión que se va desdibujando, que se sostiene en el personalismo de el. Pero si hoy fuera la elección, López estaría en la polarización contra un candidato de Cambiemos, que a juicio mío podría ser Rojas.

 

-¿En una posible interna Arturo Rojas contra Gonzalo Diez, como se daría?

 

-Rojas puede pasar, con alguna dificultad, pero va a pasar la interna. Hoy por hoy está ahí.

 

-¿Y el peronismo donde se inscribe en este escenario?

 

El peronismo tal cual está hoy tiene una posibilidad inmensa de romper esa polarización, que estratégicamente va más allá de los acuerdos internos, sino que tiene que salir a captar los sectores medios de la sociedad que siempre fueron aliados de los triunfos del peronismo. Acá ni Taraborelli, ni Municoy, ni yo, ni las veces que el peronismo fue gobierno, siempre ganó acá cuando entendió la alianza que se tenía que hacer con los sectores medios de la sociedad. Eso no es un discurso, es gestión y política, no hay cheques en blanco, mientras hace eso el peronismo triunfa, pero cuando se recluye puede ser por una derrota, por la interna, por las presiones que hay de arriba, sobre todo nosotros la hemos vivido todas, hemos perdido, hemos sido operados de arriba.

 

-Ese debería ser el rol del peronismo, ¿pero hoy cuál es el rol del mismo?

 

-Hoy se está re-acomodando, no podemos analizar al peronismo como si estuviéramos en el gobierno, que eso es un error. Nosotros a veces analizamos y actuamos como si tuviéramos el poder y cuando vos estás en el poder haces o actúas, políticamente digo, dejando de lado cosas que cuando no estás en el poder son centrales para vos. Porque cuando llegas al poder necesitas a todos. El peronismo debe tener un límite hoy,en cuanto lo interno, no debe pensar en aceptar antiperonistas, ese es el límite. A veces me dicen, “si, pero el kirchnerismo”, es que yo no conozco a nadie que sea kirchnerista y antiperonista.

 

-Corre mucho el argumento de que el kirchnerismo o sectores del mismo, tiene resistencias al peronismo.

 

-Como hay muchos peronistas que tienen resistencias a sectores del kirchnerismo. Es normal, ¿cómo va variando esto?, hay personas que son idolatradas, leídas o tenidas en cuenta según el momento, pero por ejemplo, Mempo Giardinelli, que escribió Cartas a Cristina en el 2009, que nosotros mismos decíamos: “¡uy este gorila!;¡este es radical!;¡es montonero!”, si lo hubiéramos leído en 2009, muchas de las cosas que sucedieron no hubieran ocurrido, y tenemos que tomar ejemplo de eso, de los errores que hemos cometido en el peronismo, que venía con la muerte anunciada hace mucho. Cuando el peronismo permitió que Duhalde “alambre” la provincia, cuando operaban 3 líneas Duhaldistas que eran estructuras y aparatos nacionales, que no eran para ganar una sección o una intendencia, que cualquiera sea la de Pierri, Mercury o Toledo estaba en condiciones de instalar un candidato. Ruckauf venía de salir tercero en la Capital Federal, ¿vos te crees que conocía Patagones? ¿las economías regionales del sudeste de la provincia? ¿que conocía la política portuaria? ¿que conocía Lobería?, eso no podía terminar bien.

 

-¿Eso se da de igual manera a lo largo del país?

 

La Provincia de Buenos Aires, es particular, hay que interpretar el conurbano y el interior de la provincia que no es lo mismo, es territorio. Entonces vos podes poner un gerente acá como se hizo con Porcaro, que si vos tenías un inversor o alguien interesado en Necochea, te atendían en la parrilla la guapa, que no lo digan es otra cosa. Lo mismo pasó en la provincia, ¿para que ibas a ver al Ministro de Obras Públicas de la Provincia si te lo resolvía Nación?, con lo cual se le licuo todo poder territorial a los intendentes, y en consecuencia todo eso se perdió después, porque todo poder se construye desde abajo con los liderazgos territoriales.

 

-¿Hoy se puede decir que no hay una conducción clara del peronismo local?

 

-No, hoy se está dirimiendo desde hace un tiempo y en buena hora ese liderazgo territorial, cuando vos decías Taraborelli era Necochea, había una reunión en el conurbano y mandaban a Taraborelli, ¿hoy a quien podes referenciar? eso es tan importante para poder construir el poder desde abajo. Todos los pasos que se dieron acá desde la destitución de Tellechea, el crack que produjo la salida de Venegas en el peronismo con el Partido Fé, donde hay infinidad de compañeros que no se puede decir que no son peronistas, vos lo sentas en la mesa y piensan como el kirchnerista más duro, sobre temas centrales como la justicia social, distribución de la riqueza. Venegas licua al peronismo a nivel local, en su estrategia le fue bien, pero el resultado fue que dejó un peronismo anémico acá. No nos olvidemos de que hablamos de un peronismo que no gana acá desde el 2003.

 

-¿Y como es ese proceso de reacomodamiento?

 

-Hoy creo que se está dirimiendo costosamente porque esto son años, te estoy hablando de Duhalde en el año 95, en el medio pasó el Venegismo, pasaron las derrotas, pasaron muchas cosas, como dice este hombre.

 

Pepe ríe rememorando la frase de Mauricio Macri, mientras revuelve el azúcar que acaba de ponerle a su café, se levanta y deja la jarra de vidrio de la cafetera en un viejo aparador con una vitrina retro que deja ver vasos, copas, y libros.

 ***

-Yo creo que obligadamente se está alumbrando una alternativa, oportunamente porque sino este país va en camino a una balcanización, nosotros en el 2001 estuvimos a un paso de la balcanización del país. Esto va a ser mucho más grave que eso si nosotros no intentamos no sólo participar, sino que el tipo común se de cuenta de que la oportunidad es esta. A diferencia del 2001 hoy el campo popular se enfrenta a colosos, los medios de comunicación, los intereses de la Embajada de Estados Unidos, el poder financiero internacional, si nosotros no entendemos eso que ahí está la necesidad de ser inteligentes, ¿cuál es el límite para generar esto? nosotros tenemos que tener la unidad, lo ideal y el único límite sería no negociar con antiperonistas.

 

-¿Y cómo ve a Unidad Ciudadana en esa unidad?

 

-Unidad Ciudadana pasó una PASO, fue la verdad sorprendente, apareció esa nueva madera que hay, porque uno la veía porque yo iba a los actos del 24 de marzo en la plaza y veía semejante cantidad de cuadros jóvenes- Pepe chasquea sus dedos rápidamente- en algún momento esto se va a dar, no había que pedir permiso y lo hicieron bien, sacaron un caudal de votos para el momento en que venían bastante importante. Yo estaba en contra de las PASO, porque si en ese momento se afinaba una lista de unidad, porque no había diferencias, salvo figuras o egoísmos, nosotros tendríamos tres concejales.

 

-¿Y lo que fue la pelea por el PJ?

 

Fue un desgaste inútil, porque un esfuerzo de 12, 13, 14 mil votos cae en un interna de un partido que te van a votar 600, 800 personas. Todo esto es un parto, sin parto no hay dolor, los chicos ya no son tan chicos, hay experiencia y gente en condiciones de asumir la responsabilidad, hoy me hubiera gustado que haya cuatro, cinco candidatos en la cancha. Iremos a las PASO, habrá interna, no habrá interna pero con ese límite de dejar afuera del peronismo a antiperonista, donde si hay PASO no es bueno porque dirimir liderazgos. Después hay gente que siempre se presenta, pero hay gente que labura en los barrios, en los sindicatos, militan en las bases, pero nosotros debemos saber que debemos hacerlo asociandonos con los sectores medios de la sociedad.

 

-El Partido Justicialista en sus principios generaba cuadros, ¿eso se perdió?

 

-Mira, el manual del partido tenía una chicana siempre, que todos lo querían pero cuando perdía decían “el partido se abre dos días antes de la elección”, como decía Perón, ¡le vas a dar bola a todo lo que dice Perón!, te va a llevar tiempo. El partido es un lugar especial, pero también hay que aggiornarlo, la parte política siempre tiene que estar trabajando sobre el cruce de padrones, encuestas, táctica y estrategia, eso después te acerca como candidato a la realidad de la ciudad, ¿cómo vas a ser candidato a intendente y no sabes cuantos kilómetros de calles vecinales tenes que mantener? ¿o cuantas plantas productoras de gas necesitas? ¿o si es necesario inscribir en una plataforma o poner gente en el parque industrial? cuando ya es obsoleto y en el mundo se está moviendo sobre con otras cosas.

 

-¿Que se debería hacer en su opinión?

 

-Yo pondría a laburar alguien en el partido en cómo inserto el distrito con la universidad. El candidato no debe trabajar para los cuatro años, se tiene que trabajar para dentro de 20 años, y provocar que la universidad vaya preparando los cuadros técnicos y políticos que nos van a gobernar. Vos haces una carrera de logística algo importantisimo, y si no fuera por la universidad, miles de ingenieros acá estarían manejando un remisse. Hay tantas carreras vinculadas con Necochea, que hay que decidir, moverse, no tomar la decisión desde un despacho, ver estadisticas, otras universidades, ¿qué vamos a necesitar de acá a 20 años’.

 

Pepe destaca que Necochea debe encontrar nuevas variantes en la economía local, nuevas identidades, que solamente con ser un polo agrícola y con un turismo de “un verano de 25 días”. La insistencia con “hacer lo mismo” no solamente traería una falta de renovación política, sino fuertes problemas sociales desde la inclusión al mercado laboral, que impactaría en el consumo y mercado local.

 

Pasaron más de 23 años de que José “Pepe” Aloisi fuera intendente del Partido de Necochea. Sigue mirando, leyendo, opinando, para él “desde la tribuna” y espera que el papel de los jóvenes sea la renovación de aquello que hizo terminar mal al justicialismo en la actualidad. Va y viene desde Villa del Deportista hasta el centro, dejando estacionado su renault 12 crema debajo de un árbol, tomando café entre las persianas bajas y una televisión detrás de él con las opciones de netflix encendidas. Para la trama hollywoodense de políticos y situaciones límites la frase recurrente será “no negociamos con terroristas”, en el peronismo en palabras de Pepe sería: “no negociamos con antiperonistas”.

 

About the Author

delosperonistas
Editor Pablo Orbaiceta www.facebook.com/pali.orbaiceta twitter.com/palipueblo

Be the first to comment on "Con el antiperonismo no se negocia"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


A %d blogueros les gusta esto: